Dos retrocesos y un salto hacia delante

Mientras las autoridades reinciden en la violación de las leyes 42-01 y 87-01, ADESA crece en términos cuantitativos y cualitativos promoviendo el derecho universal a la salud Las autoridades dominicanas no cesan en sus prácticas y políticas contrarias a los mandatos específicos de la Ley 42-01 General de Salud, y de la Ley 87-01, que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS). A pesar de que la Ley 42-01 alerta a la población sobre los riesgos y peligros de la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas porque afecta el estado de salud de las personas; y a pesar de su fatal incidencia en las muertes y lesiones por accidentes de tránsito, las autoridades han vuelto a levantar las restricciones sobre el consumo excesivo de alcohol en los lugares públicos y centros de recreación. Mientras se habla del enorme costo de los accidentes de tránsito y de su relación con el [Seguir Leyendo...]

La atención primaria: cenicienta de la inversión

El pobrísimo presupuesto público en salud determina la escalada alcista del gasto de bolsillo de los hogares en servicios médicos, a pesar del aumento sostenido de la cobertura del Seguro Familiar de Salud El gasto nacional en salud se sitúa en un 6.1% del producto interno bruto (PIB), un nivel inferior al promedio de América Latina y el Caribe, y de los países con un crecimiento económico sostenido. Incluso, naciones con una economía menos dinámica exhiben un gasto nacional en salud mayor que el dominicano. Según ADESA tanto la situación actual como la futura resultan desalentadoras. “La tendencia en los últimos 20 años de la inversión pública en el sector salud no alcanza siquiera al 2% del PIB. De hecho, la proyección oficial para el período 2020-2022 es que se reduzca hasta el 1.7% del PIB”. Actualmente el Estado invierte menos de la mitad del 4% previsto en la Estrategia [Seguir Leyendo...]

ADESA: Una atención primaria en la cola

A pesar de la prioridad que le asignan la Ley de Seguridad Social y la Ley General de Salud, la oferta nacional de atención primaria, apenas cubre la quinta parte y sólo la mitad de las UNAP ofrece una cobertura aceptable De acuerdo a la investigación de ADESA, de las 1,679 UNAP existentes el 29.8% está inhabilitada debido a la falta de personal, entre otras razones. El 13.7% fueron construidas antes del 1980; un 20.0%, en la década de los 80; un 15%, en los 90; y un 34.2% en la primera década de este siglo, estimulada por la aprobación de las leyes 87-01 y 42-01. Entre el 2012-2019 se registra una caída estrepitosa al bajar a un 16.3%, como resultado del cambio de la política estatal que ha privilegiado las grandes construcciones y equipamientos, concentradas en 56 hospitales, y 40 Centros de Diagnóstico Clínico. El Primer Nivel de Atención [Seguir Leyendo...]

ADESA puso el dedo sobre la llaga

Con este estudio exhaustivo y fehaciente, ADESA marca un hito en su desarrollo, al pasar de la tradicional denuncia y demanda, a la investigación y formulación de propuestas por el derecho de todos a la salud La semana pasada la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA) publicósu investigación sobre “Atención Primaria en Salud, situación y retos en la República Dominicana”, a pesar de los escasos recursos con que cuenta. Identificado con su contenido, en este primer mensaje me limitaré a sintetizar sus principales conclusiones y recomendaciones. El Estado Dominicano ha descuidado su responsabilidad de garante del Derecho a la Salud. Millones de dominicanas y dominicanos son víctimas de su denegación, debido a barreras económicas, sociales, de género y geográficas, sin que hayan sido enfrentadas adecuadamente por las instituciones públicas. La ampliación del Seguro Familiar de Salud (SFS) a cerca de tres cuartas partes de la población no se [Seguir Leyendo...]

Impulsar un pacto por el derecho a la salud

Los gobiernos y los principales partidos políticos, han mantenido intacto un sistema curativo y costoso, que responde más a los intereses de minorías y a las presiones internas, que a las necesidades más sentidas de los dominicanos El diagnóstico de la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA) no pudo haber sido más simple, concreto y certero. “A 18 años de las reformas legales y estructurales del sistema de salud, lejos de mejorar, ha empeorado el disfrute del pueblo del derecho a la salud”. Así lo confirman las altas tasas de mortalidad materno-infantil. Califica al Estado dominicano como el principal privatizador de la salud, al diseñar un sistema a partir del interés de los proveedores (oferta), y a expensas del derecho y de las necesidades de los dominicanos (demanda). Es el único sistema en la región con una atención especializada de sólo 4 horas diarias, y ausencia total durante [Seguir Leyendo...]