Mayor autoridad y disciplina

Existe un cansancio generalizado fruto de una crisis de autoridad, de credibilidad y de esperanza, con un nivel peligroso de frustración y cuestionamiento de la capacidad oficial y del dominicano para unificarse frente a una tragedia nacional y mundial Reiteramos nuestro deseo de que este 2021 sea un año promisorio para todos, luego de un 2020 que, aunque nos dejó cambios políticos e institucionales importantes, nos trajo un COVID 19 que paralizó la economía nacional, con miles de infectados y fallecidos. Estamos obligados, sí o sí, a hacer un gran esfuerzo individual y colectivo para superar esta pandemia que ha puesto en jaque al país, especialmente a decenas de miles de pequeñas empresas y a millones de trabajadores por cuenta propia, agudizando la pobreza general.   El propio presidente Luis Abinader reconoce que el reto no es fácil. “Quiero decirles que el país está cansado. Vamos a hacer un último esfuerzo, [Seguir Leyendo...]

Por un cambio real en la salud pública

El presidente Abinader cumple con su promesa de aumentar el gasto público en salud, pero, además, necesita lograr cambios estructurales en el sistema público de salud para asegurar la promesa de reducir el gasto de bolsillo de la familia dominicana El presidente Luis Abinader cumple con su promesa electoral de elevar, de manera progresiva, el presupuesto público de salud, hasta llevarlo al 3.5% del PIB durante sus cuatro años de gobierno. Esta decisión es congruente con el compromiso de reducir el desorbitante gasto de bolsillo familiar.   Las tradicionales deficiencias y carencias de los centros públicos de salud, han obligado a la población, incluso de escasos recursos, a recurrir con mayor frecuencia a la medicina privada, en la búsqueda de una atención médica más oportuna y aceptable. Para reducir el gasto de bolsillo es imprescindible elevar la calidad y la satisfacción del servicio público.  La Fundación Seguridad Social Para Todos [Seguir Leyendo...]

Abinader entró con buen pie

Apoyar a las autoridades, y simultáneamente, elevar la militancia y la vigilancia en la ejecución de los cambios reales por los que votamos, para hacer posible las transformaciones que hemos demandado durante tantas décadas. El presidente Luis Abinader entró con buen pie al asumir la primera magistratura del Estado. Su discurso inaugural logró una gran aceptación por lo novedoso, directo, corto y contundente en los puntos más sensibles, particularmente en cuanto a la salud y la seguridad social, al combate a la corrupción y la impunidad y a la eliminación del despilfarro. Asumió un fuerte compromiso con el combate a la expansión del COVID19, con su secuela de infectados y fallecidos. Y, además, por su terrible impacto en el empleo y en las actividades turísticas, en las recaudaciones y en el endeudamiento obligatorio. Toda la población tendrá acceso a la vacuna, tan pronto como sea posible. Tal y como vaticinamos, [Seguir Leyendo...]

Se va sin hacer lo que nunca se había hecho

Danilo Medina pasará a la historia como el gobernante que bloqueó las reformas, aceleró la privatización de la salud y duplicó el gasto de bolsillo, a pesar de que durante ocho años controló totalmente el Congreso, y hasta hace un año, disfrutó de aceptación popular Hace 8 años, el presidente Medina comenzó bien, pero rápidamente su administración cayó en la pendiente resbaladiza e irreversible de la corrupción y la impunidad, al extremo de terminar como uno de los presidentes con más impopulares y de mayor descrédito general. Fue un presidente vacilante, que no logró ninguna de las principales reformas sanitarias. A pesar de duplicar la deuda externa y de un crecimiento presupuestario sin precedentes, redujo la asignación al sector público de salud, acelerando el deterioro constante de los servicios de salud. El deterioro y la discontinuidad, empujaron a las familias más pobres y vulnerables a demandar servicios privados, más que [Seguir Leyendo...]

Mayor disciplina, vigilancia y sanciones

Es imperdonable que políticos irresponsables y sectores sociales inconscientes hayan echado a perder, todo el esfuerzo y el sacrificio del país durante más de cuatro meses de cuarentena, de desempleo y de restricciones sociales Los reportes del Ministerio de Salud Pública sobre la multiplicación de los infectados y de los fallecidos a causa del COVID19, preocupan a más y más sectores de la sociedad. La pandemia nos ha dado un batazo entre left y center, vaciando las bases, empatando el juego y obligándonos a entradas extras. La población infectada se reproduce a un ritmo que, de no lograr un cambio radical en los próximos 10 días, la actual administración entregaría el país al presidente Luis Abinader, con más de 65,000 infectados, casi 1,900 fallecidos, con el sector salud colapsado, y con su personal totalmente agotado y frustrado. Un factor coadyuvante ha sido el manejo politizado de la pandemia para beneficiar [Seguir Leyendo...]