En Amazon mi libro sobre la Ley 87-01

Amazon está ofertando el libro “Como se diseñó y concertó la ley de Seguridad Social”, en dos versiones: una física, en tapa blanda, y otra como ebook

Cada día son más las voces que favorecen cambios a la Ley 87-01, que creó el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), arguyendo una variedad de razones, muchas justificadas, y otras “traídas por los cabellos” y carentes de fundamento.

Como responsable técnico del diseño del Sistema y redactor de la Ley, desde hace años he reconocido la necesidad de introducir cambios específicos, para actualizarla tanto en aspectos que no fueron bien formulados, como en otros que no se contemplaron.

No obstante, siempre he sostenido, y sostengo, que la gran mayoría de los problemas que generan insatisfacción e inseguridad social en la población, no provienen del diseño ni de la redacción de la Ley, sino de las distorsiones en su aplicación, y de la ausencia de voluntad política para ejecutar las reformas que la misma dispone.

Sostengo y reitero que, si de verdad el objetivo principal es elevar el nivel de protección de todos los dominicanos, tan importante es aplicar íntegramente las reformas estructurales pendientes, como realizar los cambios necesarios para evitar abusos, reducir las evasiones y eliminar los privilegios irritantes.

Se espera que cualquier propuesta de reforma sea debidamente ponderada, a fin de eliminar las grietas y omisiones que permiten que, sectores y grupos minoritarios, continúen siendo sus principales beneficiarios, relegando a un segundo plano a la población, que constituye la razón de ser de la Ley 87-01. Y que los reglamentos también sean revisados.

Desde luego, tratándose de un sistema tan complejo, en el cual convergen intereses multimillonarios, lo más natural es que cada quién “ale para su banda”, unos luchando por mantener el statu quo, y otros, por ampliar las distorsiones que les aseguran privilegios.

Esa misma complejidad, y la convergencia de tantos intereses excluyentes, aconseja focalizar la reforma en aquellos puntos críticos que hace tiempo debieron ser modificados. Recordemos la suerte del anteproyecto de las autoridades que, hace dos años, propuso una reforma muy amplia de la Ley. Hay que evitar que este esfuerzo reedite la experiencia de la Ley de los Partidos Políticos.

Necesidad de conocer a fondo la estructura y la lógica del SDSS

Los sectores más conscientes reconocen la necesidad de conocer a fondo los factores y condicionantes que determinaron las características del SDSS. En tal sentido, examinan los antecedentes, las opciones y los acuerdos que hicieron posible la aprobación de una ley de seguridad social, luego de cuatro décadas de propuestas abortadas.

Aprovecho la ocasión para agradecer a la Comisión de Seguridad Social del Senado y a su presidente Rafael Calderón, la iniciativa de introducir los cambios posibles a la Ley, y la deferencia de conocer mi experiencia y de otros expertos sobre el tema, a fin de tomar una decisión bien ponderada. Igualmente, las invitaciones y consultas del movimiento sindical, previas a la   formulación de sus propuestas.

En este contexto, ha retomado su vigencia mi libro Como se diseñó y concertó la Ley de Seguridad Social, en el cual se explican “los fundamentos de la ley más trascendente después de la Constitución Dominicana”, publicado por la Editora Corripio (ISBN:99934-55-78-4) en noviembre del 2004.

Ante la demanda del libro y su agotamiento, he puesto a la venta en Amazon dos versiones: una física de tapa blanda (US$11.99) y otra electrónica (ebook, US$5.99). Amazon, la librería más grande del mundo, permite consultarlas, antes de adquirirlas, y ofrece un gran descuento por la compra de ambas versiones.

Para adquirir el libro, en cualquiera de sus versiones, sólo hay que pulsar el siguiente link:

https://www.amazon.com/s/ref=nb_sb_noss?__mk_es_US=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&url=search-alias%3Dstripbooks&field-keywords=Como+se+concert%C3%B3+y+dise%C3%B1o+la+ley+de+seguridad+social

Continuaré insistiendo sobre el tema. ADS/239/31/05/2018

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *