Eliminar las pensiones privilegiadas

El cambio que los dominicanos demandamos del presidente Abinader implica, eliminar los planes de retiro privilegiados financiados por el Estado; pensionar a los ex trabajadores cañeros, otorgar más pensiones solidarias y descongelar las pensiones El otorgamiento de pensiones onerosas y privilegiadas se produce constantemente como resultado de la vigencia de un sistema de reparto que asigna el monto de las pensiones sin ninguna correspondencia con los aportes realizados durante la vida laboral. No sólo se trata de las pensiones de los administradores del Banco de Reservas, y del gobernador del Banco Central. Es una práctica muy extendida, que incluye a todos los funcionarios de alto rango de las instituciones autónomas y descentralizadas, así como a los favoritos del poder político. Recordemos las pensiones que se auto otorgaron los ex miembros de la JCE, de las superintendencias, del poder judicial, de la Cámara de Cuentas, y los senadores y diputados. Estas [Seguir Leyendo...]

Abinader entró con buen pie

Apoyar a las autoridades, y simultáneamente, elevar la militancia y la vigilancia en la ejecución de los cambios reales por los que votamos, para hacer posible las transformaciones que hemos demandado durante tantas décadas. El presidente Luis Abinader entró con buen pie al asumir la primera magistratura del Estado. Su discurso inaugural logró una gran aceptación por lo novedoso, directo, corto y contundente en los puntos más sensibles, particularmente en cuanto a la salud y la seguridad social, al combate a la corrupción y la impunidad y a la eliminación del despilfarro. Asumió un fuerte compromiso con el combate a la expansión del COVID19, con su secuela de infectados y fallecidos. Y, además, por su terrible impacto en el empleo y en las actividades turísticas, en las recaudaciones y en el endeudamiento obligatorio. Toda la población tendrá acceso a la vacuna, tan pronto como sea posible. Tal y como vaticinamos, [Seguir Leyendo...]

Una esperanza ante la incertidumbre

El presidente Luis Abinader ha prometido un cambio radical en la lucha contra el COVID 19, mediante una alianza pública-privada, para superar este reto y avanzar hacia un crecimiento económico con mayor justicia social. El Poder Ejecutivo ha decretado el estado de emergencia por 20 días en 20 ciudades del país, luego que el Congreso Nacional aprobara a unanimidad una solicitud consensuada entre Danilo Medina, presidente saliente y Luis Abinader, presidente electo. Pero existe gran consenso de que esa medida debe estar acompañada de mayor vigilancia y sanción. Cada vez que puede, el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, atribuye el incremente progresivo de los infectados a “las personas que irrespetan el distanciamiento físico y los protocolos sanitarios”. Se trata de un vano intento por ocultar la complacencia y la falta de autoridad oficial para hacer cumplir las restricciones que nos impone el estado de emergencia de acuerdo a [Seguir Leyendo...]