Presidente Abinader, todavía estamos a tiempo (1)

El país gastó más de 120 millones de dólares en la “reforma del sector salud” y cada día estamos peor. Es tiempo de un cambio real, centrando todos los esfuerzos, no en una reorganización institucional, sino en una reducción sostenible de la mortalidad materno-infantil, en la elevación de la cobertura y la calidad de la atención, y en la reducción del gasto de bolsillo que empobrece más a la mayoría de la gente En materia de cambios en la salud pública estamos recibiendo señales confusas que generan mucha preocupación. Con gran sorpresa, se observa una tendencia a continuar “haciendo más de lo mismo”, cometiendo los mismos errores del pasado, los cuales todavía le cuestan mucho al país, sin haber resuelto ni un solo de los grandes problemas del sector. Todo lo contrario. Comparto esa preocupación. Todavía es posible enderezar los entuertos heredados. Estoy convencido de que el presidente Luis Abinader [Seguir Leyendo...]

Por un cambio real en la salud pública

El presidente Abinader cumple con su promesa de aumentar el gasto público en salud, pero, además, necesita lograr cambios estructurales en el sistema público de salud para asegurar la promesa de reducir el gasto de bolsillo de la familia dominicana El presidente Luis Abinader cumple con su promesa electoral de elevar, de manera progresiva, el presupuesto público de salud, hasta llevarlo al 3.5% del PIB durante sus cuatro años de gobierno. Esta decisión es congruente con el compromiso de reducir el desorbitante gasto de bolsillo familiar.   Las tradicionales deficiencias y carencias de los centros públicos de salud, han obligado a la población, incluso de escasos recursos, a recurrir con mayor frecuencia a la medicina privada, en la búsqueda de una atención médica más oportuna y aceptable. Para reducir el gasto de bolsillo es imprescindible elevar la calidad y la satisfacción del servicio público.  La Fundación Seguridad Social Para Todos [Seguir Leyendo...]