España en quiebra técnica previsional

En España la seguridad social pasa por su momento más crítico, luego que el Tribunal de Cuentas informara que el sistema público de pensiones está en quiebra técnica Nuevamente la seguridad social española solicitó un préstamo de Hacienda por 15,000 millones de euros, para pagar las pensiones extras de agosto y Navidad 2019, de 10 millones de españoles, equivalente al 1,2% del PIB, una deuda mayor que la incurrida durante el 2018 y el 2017. Los aportes actuales apenas cubren el 70% del pago de las pensiones. Este problema tiende a agravarse con el desarrollo de la automatización y de la industria 4.0, contribuyendo a elevar las altas tasas de paro y el crecimiento de los empleos precarios. Actualmente en España 1.97 trabajadores activos cotizan para cubrir a un jubilado, por lo que los aportes resultan incapaces de sustentar el crecimiento de las pensiones. Desde el año 2011, la seguridad [Seguir Leyendo...]

Brasil: reforma para reducir las pensiones

En varios mensajes y estudios he descrito la situación extremadamente crítica por la que atraviesa la seguridad social de Brasil, cuyo sistema previsional es considerado como uno de los más generosos y desequilibrados del mundo, con un déficit y un subsidio estatal que atentan contra la solvencia financiera de ese gran país. Una de las primeras medidas del presidente Jair Bolsonaro fue presentar un proyecto de ley para reducir las jubilaciones y pensiones. La propuesta apunta a frenar el alza creciente de la deuda pública la cual, según sus principales autoridades, resulta insostenible al tal punto que podría llevar a la quiebra financiera al propio Brasil. Solo el año pasado, la carga previsional brasileña representó el 13% del PIB, con un subsidio record de US$ 74,000 millones, equivalente al 4.25% del PIB. Dado que se trata de un sistema público de reparto, los más de 30 millones de pensionados consumen [Seguir Leyendo...]

Nicaragua: fracasó en aumentar los aportes

Ante la crisis del reparto público, el presidente Daniel Ortega está pagando un alto costo político por disponer que los trabajadores nicaragüenses paguen más, para recibir menos  Hace 10 años, en el 2007, el sistema previsional nicaragüense contaba con un superávit de 1,000 millones de córdobas y seis años después, al concluir el 2013, el mismo ya se había esfumado, debido a una nómina de pensionados y jubilados creciente que ya  consumió las reservas financieras y supera los ingresos percibidos. Para continuar pagando las pensiones, y evitar crecientes presiones sociales,  cada mes el gobierno tiene que poner la diferencia, la cual ha ido creciendo, al grado de constituirse en un  desequilibrio macroeconómico difícil de manejar en las actuales circunstancias. Actualmente, el gobierno se enfrenta a una situación social muy delicada, y a la presión del Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya receta tradicional consiste en ajustar las finanzas públicas, para garantizar [Seguir Leyendo...]