Trama mercantil contra la atención primaria

El Seguro Familiar de Salud (SFS) Contributivo nació deformado por la posposición de la atención primaria, y 11 años después grupos mercantiles pretenden perpetuar esta distorsión para continuar elevando el gasto de bolsillo

Con la afirmación categórica del Colegio Médico Dominicano (CMD) y de ANDECLIP de que no permitirán “que el primer nivel de atención empiece en el Régimen Contributivo”, estas entidades se colocan por encima de la Constitución de la República, de la Ley 87-01, y de la autoridad suprema del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS).

A pesar de que el Seguro Familiar de Salud (SFS) estableció el primer nivel de atención como la puerta de entrada, un acuerdo al margen de la Ley, dispuso el inicio del Régimen Contributivo sin esta conquista. Once años después, continúa postergada, anteponiendo los intereses mercuriales a la demanda del país de mejorar la salud y calidad de vida.

En realidad, lo que persiguen es que nunca se inicie en el Régimen Contributivo. Se trata de una vieja estrategia de las PSS privadas, puesta en práctica desde antes de aprobarse la Ley, para continuar lucrándose de la enfermedad de la población, y del cobro de más de 150,000 millones de pesos del gasto de bolsillo en los 10 años de vigencia del Contributivo.

Obviamente, un modelo de atención puramente curativo, que se enriquece velozmente de la enfermedad de la población, de ninguna manera puede ver con buenos ojos un cambio de modelo que privilegie la educación, la promoción y la prevención de las enfermedades.

De acuerdo a la Ley 87-01, el derecho a la atención primaria es universal, sin importar el régimen de financiamiento. Se favorece su aplicación en el subsidiado, sencillamente porque allí no interviene la medicina privada y el gasto de bolsillo es insignificante. En cambio, en el Contributivo se concentra el 95% del gasto de bolsillo. Así de simple.

En varias ocasiones hemos explicado sus múltiples beneficios. El Dr. Pedro Luis Castellanos, Superintendente de la SISALRIL, señaló que el primer nivel de atención, no sólo mejorará las condiciones de salud de la población sino, además, reducirá el gasto de bolsillo, incluirá 90 coberturas, y contratará más personal. Ciertamente, la atención primaria creará más de 3,000 plazas de trabajo para médicos, y otras 5,000 para el personal técnico y administrativo.

Esta asociación del Colegio Médico Dominicano (CMD) con ANDECLIP bloquea las oportunidades de trabajo de miles de médicos y personal de salud sino. Pero, además, evidencia la inconsistencia de su discurso contra la privatización de la salud. Al parecer la práctica privada sólo es mala cuando la ejercitan los demás.

Detener el lucro ilimitado con la enfermedad de la población

Hay tantos intereses en juego, que han sido muchos los argumentos esgrimidos. Se dice que el capital financiero asumirá el control del sistema, lo cual es falso, ya que las unidades de atención primaria sólo pueden ser creadas, ofertadas y gestionadas por las propias clínicas y centros de salud, públicos y privados.

Ninguna ARS puede crear unidades de atención primaria, ya que la ley 87-01 taxativamente lo prohíbe. Pero se insiste en decir lo contrario, para ocultar el objetivo real de esos grupos que, al tiempo que condenan la privatización y el lucro de las ARS, se benefician de la privatización de la medicina en el país.

Otro argumento, cíclicamente enarbolado, es que las unidades de atención primaria eliminan el derecho a la libre elección. Nada más falso. Por ejemplo, una ARS con 500,000 afiliados necesitará contratar alrededor de 2,000 centros de atención primaria (CAP), dirigidos y controlados por los proveedores de servicios de salud (PSS), lo que garantiza la libre elección de los afiliados.

Me satisface el apoyo decidido del movimiento sindical a la atención primaria. Según Pepe Abreu, por considerar que “la implementación del primer nivel de atención viene a dar una respuesta a las necesidades de salud más urgentes de la ciudadanía, con mayor eficacia, calidad y bajos costos”.

Creo que ha llegado el momento de enderezar este entuerto. Exhorto a todas las instituciones, sectores y personalidades a apoyar abiertamente el inicio del primer nivel de atención como puerta de entrada a la red nacional de salud, no sólo para entrar en la legalidad, sino para aliviar la situación de los trabajadores y elevar los indicadores de salud y bienestar. ADS/259/18/10/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *